Periquito a concurso

Como Juez “CNJ-OMJ WBO”, criador y expositor durante más de tres décadas, una de las situaciones que me inquieta mas cuando yo estoy juzgando, es la falta de preparación de las aves para la exposición. Debido a mi experiencia en exposiciones nacionales e internacionales, trato de dar algunos consejos que puedan ayudar a todos aquellos que, todavía tienen alguna dificultad en la preparación de sus periquitos.

A menudo, el pájaro puede incluso no ser “top”, pero bien entrenado, preparado y bien afeitado, puede obtener buena puntuación en el enjuiciamiento, un buen resultado. Un pájaro de exposición debe estar preparado desde que éste es separado de los padres (cuando tenemos la percepción de que estamos frente a un candidato potencial, para tener buenos resultados).

Cuando en las jaulas de exposición coloco las aves jóvenes, les suelo poner una espiga de panizo, es una golosina que a las aves les encantan, suelo hacerlo dos o tres veces a la semana, dejándosela durante una hora aproximadamente las primeras veces para que se vayan habituando.Cuando ya estén bien acostumbrados, suelo ponerla durante cinco o seis horas. También tengo una varilla de enjuiciamiento (del tipo que usamos los jueces) para entrenarlos, subir y posarse en la percha (muy importante en el momento del enjuiciamiento, ya que las aves que se quedan en el fondo de la jaula no son posibles de juzgar). Al final, vuelven nuevamente al voladero.

Para los periquitos jóvenes, aquellos que por primera vez van a una exposición, tengo una costumbre, los coloco con mucho tiempo (de uno a dos meses) en el coche y les doy unas cuantas vueltas para habituarlos al viaje. Viajar con un pájaro el día antes o incluso en el día del enjuiciamiento por primera vez, les creará miedo y estrés con toda seguridad.

La semana anterior, antes de introducirlos en la jaula, les empiezo a dar un baño cada dos días, y un último baño el día antes de que se transporte a las aves para la exposición o concurso. No obstante, antes del último baño, les afeito los spots. Muchas veces los spots, acaban escondidos detrás de un spots principal y no se detecta.

Después del baño, y mientras se sacuden para secarse, por lo general, se puede detectar hasta los que hayan podido quedar escondidos, o al día siguiente una vez que ya esté el periquito completamente seco. Afeitar los spots está permitido, incluso es obligatorio en el periquito de postura. Esta tarea, al principio, que puede no parecer tan fácil, especialmente para los principiantes, con el entrenamiento (en las aves que son de exposición) se vuelve muy sencillo. El ave debe afeitarse dejando seis spots tan simétricos como sea posible, tres a cada lado de la máscara (uno en cada lado de la máscara parcialmente cubierto por las marcas gulares). Los spots deben ser arrancados con pinzas, primero se eliminan los más pequeños, para que podamos empezar a vislumbrar los seis que dejaremos para completar la máscara. Hay que tener en cuenta que los spots debe ser los más grandes posibles, redondeando el límite de la máscara.

Llegado el día del enjaulamiento, por la mañana compruebo bien que no haya quedado ningún spots. A continuación, introduzco la cola (y si es necesario, las puntas de las alas) en agua hirviendo otros dos o tres segundos. Después con los dedos (con mucho cuidado) corrijo cualquier malformación que puedan tener y vuelvo a repetir. Finalmente pongo al pájaro en la jaula de exposición y durante el día se va a secar completamente.

Este método puede parecer un poco engorroso, pero es esencial para preparar los periquitos y aprovechar todo su potencial. Todo este trabajo, con toda seguridad, será recompensado en el momento del enjuiciamiento. Por último, yo aconsejaría a todos los criadores, que tengan sus propias jaulas de exhibición.

Imagen 1 – Afeitado de los spot.
Imagen 2 – Afeitado de los spot.
Imagen 3 – Periquito con seis spot afeitados y simétricos.
Imagen 4 – Periquito lavado y seco, listo para concurso.

Autoría


Detalles


Deja una respuesta